No mentirás

Rebellion (Lies), Arcade Fire

Hace pocos días me las vi con la primera mentira de mi hijo. Me costó reconocerla, la verdad, pero mi intuición estaba más despierta que yo a esas horas de la mañana. Lo supe. Eso no era verdad. También es cierto que tras tres días lidiando en casa con las dos fieras (enfermos dicen que estaban, JA!), que en el mismo umbral de la puerta que significaba colegio (y libertad!) tu hijo te mire con ojillos y te diga “mamá, me duele el oído”, sólo puede significar una cosa: MENTIRA. Yo no se si fue la intuición o el ansia la que lo captó tan certeramente. Yo me quedé más dubitativa. Qué mala madre! ¿lo dejaré ir al colegio con ese horrible y paralizante dolor de oídos? A la intuición le siguió el ingenio, y conseguí que se fuera feliz él y más feliz feliz YO. Saqué el frasco mágico del ibuprofeno infantil y con todo el cariño posible le animé a tomar “su medicina” para el dolor. Tras ingerirla le aseguré mientras lo acariciaba, que si volvía a dolerle el oído, iríamos a recogerlo al colegio inmediatamente. Así se fue tranquilo.

A mi hijo no le gusta el colegio. Dato más que importante para entender la historia. Pero hasta el pasado día, la cosa se limitaba a: chillar, patalear, llorar, agarrarse a mis piernas y expresar su disconformidad con un rotundo “NO QUIERO IR AL COLE”. Poca cosa. Pero es que ahora el asunto ha pasado a mayores, se ha hecho listo. O peor, ha aprendido del ejemplo.

Porque seamos claros, a ver quién no dice una mentirijilla de vez en cuando… Cuántas veces le hemos dicho a nuestros hijos “que sí, que sí, que mañana vamos”, o “venga Carlitos, que luego te lo compro” o “tranquilo hijo que papá sólo ha ido a comprar tabaco”, mientras cruzábamos unos dedos imaginarios. Pero eso no es todo. Llevamos meses hablando de los caraduras del gobierno y de cómo nos mienten. Y esto ya de mentirijilla poco, ¿eh? Mentiras como catedrales. Como aeropuertos enteros. Vacíos. Venga, o llenos.

Y es que como dicen Arcade Fire, nos mienten a todas horas, y muchos no quieren verlo:

People say that you’ll die
faster than without water.
But we know it’s just a lie,
scare your son, scare your daughter.

People say that your dreams
are the only things that save ya.
Come on baby in our dreams,
we can live on misbehavior.

Every time you close your eyes
Lies, lies!
Every time you close your eyes
Lies, lies!

Así que, sólo queda rebelarse. Que es lo que debió intentar mi hijo el otro día. Y lo entiendo, claro. Y no se lo tendré en cuenta. Aún las habrá peores. Seguro. De todas formas ahí estuvo mi intuición lo suficientemente rápida como para pillar la mentira al vuelo. Porque ni rastro de dolor en todo el día.

Qué pena que la intuición materna no sirva para acertar primitivas. Primitivas de esas como catedrales.

Anuncios

2 pensamientos en “No mentirás

  1. Se me olvidó comentar éste…
    Mi hija mayor es mentirosa compulsiva. Uff.
    Lo bueno, es que de un tiempo a esta parte se cree que le he pillado el truco y sé cuándo miente, y entonces se pone más nerviosa a la hora de mentir. Y si la miro, dudando, más de 3 segundos seguidos, confiesa.
    El problema es que no sé cuándo miente. Me las cuela todas a no ser que esté muy despierta…
    Y es que lo hace tan bien. ¿Igual debería estudiar arte dramático? ¿O ciencias políticas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s