Seres vivos. Más bien muertos.

The Trees. Pulp

Se me mueren las plantas.

Empiezo cuidándolas. Y un día se me olvidan.

Deberían enseñarles a gritar de dolor. O a llorar como los bebés. (Ellos sí que saben).

Sería más fácil atenderlas si se expresaran.

Yeah, the trees, those useless trees produce the air that I am breathing.
Yeah, the trees, those useless trees; they never said that you were leaving.

Igual debo asumir que no estoy capacitada para la botánica.

O podría excusar mi torpeza inventando que por principios no tengo plantas. Que no quiero sacarlas de su entorno natural sólo para que me sirvan de adorno.

La verdad es otra. Una planta seca adorna poco.

Y las mías se mueren.

Ahogadas, secas, descuidadas. Y seguramente tristes.

Esa clase de seres vivos no me merecen.

Lo que me faltaba.

Mi hijo preguntaba hoy por una de ellas. «Mamá, ¿se ha muerto?». No sabía qué decirle al mismo que me hace esquivar flores y hojas del suelo, «¡no las pises!». Así que la he regado como si nada y he deseado que un milagro la devuelva a la vida.

Los milagros no existen. Ya.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Seres vivos. Más bien muertos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s