El futuro (digo el pasado) ya está aquí

Recuerdo cuando me dijeron que mi segundo hijo sería otro niño. Creí que me decepcionaría la noticia. Pero no. Sólo se me quedó una minúscula desazón porque hubiera sido una niña.

Lo importante era que estuviera sano. Lo único importante.

Y sano está, lo confirmo. Ayer mismo intentaba subirse por la paredes vestido de Spiderman.

Pero ¿y si hubiera venido con algún problema?

Qué miedo verse en esa situación con los planes legislativos que amenazan con hacerse realidad. Justo ahora que las mujeres aparcan su maternidad por temas económicos y laborales en muchos casos y se esperan al último momento para ser madres. Cuando existen mayores riesgos.

Y no lo hacen por capricho. Es que no está el patio para jugársela.

Con las nuevas leyes ya ni te cuento. Te la juegas de todas todas. No sólo por la posibilidad de desengancharse del terreno laboral, sino de vérselas con el miedo de que tu hijo venga sano sí o sí.

Si me dedico ahora mismo a buscar culpables de esta situación (Sr. Gallardón, no es usted el único, aunque se la tengo jurada), podría dibujar un panorama machista en distintas esferas de nuestra sociedad que ha llevado a las mujeres a sentir miedo también de los embarazos deseados.

Primero, la situación económica. Porque antes lo de contigo pan y cebolla estaba muy bien. Pero ahora la gente no se arriesga. Y la posibilidad de perder un trabajo por ser madre es enfrentarse a una decisión muy difícil en estos tiempos. Aquí viene el primer miedo. ¿A quién culpamos del mismo? Es evidente que la economía está afectada, pero más lo están los cerebros de los empresarios que ven a una madre como un impedimento para la prosperidad de sus actividades. No somos modernos. Aunque la palabra sería otra. No somos justos. Ni europeos. Un cero a la izquierda. Y además, poco inteligentes.

España siempre ha vivido con la consigna del ahora. Ahora es lo importante. No pensemos en el futuro. Y así nos ha ido. Ni pactos de educación. Ni investigación. Ni una acertada protección a la maternidad.

Luego está lo del aborto. Esto me enciende. He leído grandes reflexiones al respecto en estas últimas semanas. Con las medidas que están a punto de aprobar nos hacen sentir como si el aborto se hubiera practicado hasta ahora por gusto. Sí, qué guay. Mira, voy a abortar. Que me apetece. Soy mujer y aborto con ganas… Esto sólo lo puede pensar un hombre. Rectifico, sólo un necio. O necia, que las hay.

No quiero ni pensar los dramas personales, los miedos y las frustraciones de cada uno de los abortos practicados en este país hasta la fecha. Cuando la mujer podía decidir.

Ahora no podrá decidir. Sólo en la clandestinidad. Y si puede permitírselo. Y los dramas seguirán siendo los mismos para éstas.

Para las otras, las que les impongan la decisión, los dramas serán mayores.

Con estas leyes nos anulan salvajemente. Y nos humillan. Porque no valdrá el diagnóstico de un solo psiquiatra. Ya se sabe, las mujeres somos mentirosas compulsivas. Mejor que otro psiquiatra lo confirme, no vaya a ser que nos salgamos con la nuestra…

Total, que decidirán por nosotras si decidimos ser madres. Y esto da miedo. Así que más de una se lo pensará.

Y si las valientes últimamente ya eran menos, después de esto, serán muchas menos.

Digo yo, que alguien tendrá que mantener a este país y su horda de jubilados (ancianísimos, por otra parte) que está en ciernes. Si el miedo paraliza a las mujeres, si las leyes las maniatan, ¿quién hará crecer su población?

¿En qué demonios piensan los que gobiernan este país?

Ah, sí, en el ahora. Y ahora tocaba fastidiar a las mujeres.

Pero la religión vuelve fuerte a las aulas. Y eliminan la educación sexual.

Mira, en eso sí que han pensado los jodíos.

 

Cuatro lecturas que recomiendo sobre la nueva ley del aborto.

Los pasos para abortar con la nueva ley.

Los psiquiatras en contra de su papel en la nueva ley.

Opinión de Elvira Lindo.

Los expertos en diagnóstico prenatal critican la nueva ley.

Anuncios

2 pensamientos en “El futuro (digo el pasado) ya está aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s