¿Música para niños? También, también.

Debe parecer que no dejo a mis hijos escuchar música para niños.

Pero no es verdad. No soy una talibán cultural ni mucho menos.

También la escuchan. Y la piden.

Ellos tienen varios cd’s de música para niños. Enumero:

– Uno con canciones tradicionales en valenciano, lengua que utilizan en la escuela, con temas tan típicos como “Sol, solet”, “Cargol treu banya” o “La lluna, la pruna”. (Desde aquí animo a las bandas valencianas a actualizar estas canciones, porque suenan a rancias, al menos las que tengo yo).

– El cd de un padre de la clase de mi hijo mayor que se hizo para Babalá Club, del extinto Canal 9. Con canciones en valenciano, modernas, divertidas y que triunfan con los míos, y con todos los que las han escuchado. Pero que no se editó finalmente por temas de financiación. O lo que es lo mismo, no eran amigos de los que partían el bacalao. Para que nos entendamos.

– Uno en inglés. Con canciones populares. Me encanta escucharlos cantar “One, two, three, four, five, once I caught a fish alive…” o “The wheels on the bus go round and round…”. Creo que es bueno para ellos familiarizarse con la pronunciación. Y les divierte mucho.

– Otro que lleva bastante tiempo en casa. De nanas. “Sing me to sleep: Indie Lullabies”. Está en Spotify. Con canciones, algunas populares, otras no, para incitar al sueño y versioneadas por Tanya Donelly, Dean & Britta, The Leisure Society, The Rest, Telekinesis, Jenny Owen Youngs, The Real Tuesday Weld, Trespassers William y Neil Halstead entre otros.

– El que tuve que grabar varias veces porque lo hacía polvo era “The Rainbow Connection – Lullaby”. Lo ponía todas las noches. Todas. Se trata de una recopilación de nanas tradicionales en inglés grabada con fines solidarios por Sophie Barker (Zero7). Se puede adquirir en iTunes. Mis hijos aún lo piden, sobre todo el mayor que su favorita es “Ba Ba Black Sheep” y lo tengo en el móvil, por si acaso.

– Y mi última referencia, descubierta hace pocas semanas, es un disco de canciones para niños en inglés “For The Kids Three” (no, no he encontrado en Spotify ni el uno ni el dos), interpretadas por Of Montreal, Great Lake Swimmers, Moby, Mates of States, Rogue Wave… Con un poco de todo, algunas tradicionales, algunas versiones y algunas originales. Qué queréis que os diga, oír “The Wheels on the Bus”, “If You’re Happy and You Know It” o “Itsy Bitsy Spider” de forma distinta a como se escuchan en los almibarados recopilatorios infantiles me llena de satisfacción. A los míos les gusta mucho. Lo podéis escuchar aquí.

Así pues, queda demostrado que en cuestiones culturales soy una madre equilibrada.

Que intento ofrecer variedad a mis hijos. Lo que me gusta, y lo que les gusta ellos (dentro de un orden).

Y esto de la música, sirva para todo.

Que si a mis hijos les gustan las Tortugas Ninja o Dora, la exploradora (uf), no me voy a empeñar en que prefieran algo más cool.

Lo bueno es que tengan la oportunidad de conocer otras cosas. Y que decidan.

Así podemos ser todos felices.

Por cierto, hablando de felicidad, de compartir, de conocer, de música… Además de esos cd’s para niños, mis hijos (y los de otros padres) escuchan música para adultos. Motivo que inspiró este blog. Motivo que inspiró a Litera Libros a editar este libro “100 canciones de adultos para oír con niños”. Sirva de recordatorio o de descubrimiento.

Que, por cierto, tengo pendiente hablar de dos nuevas referencias de esa estupenda editorial…

Anuncios

2 pensamientos en “¿Música para niños? También, también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s